martes, 28 de agosto de 2012

Ser avatar. Nacer en tu realidad ampliada, vivir en el territorio extendido.

Raymond es el héroe que debo entrenar en el visor de #SecondLife. Bueno, en realidad debo hacer más que eso. Según nuestros mentores en #SLoodleMOOC, lo que debemos lograr es que se sientan cómodo en su avatar. Al menos eso entendí cuando proclamaron la misión "Ser Avatar" y nos dieron a unos la misión de Mentores. O al menos eso es lo que quise entender. Reconozco que a veces me lleva esa natural rebeldía con la que nací, sin que haga nada para detenerla.
Y aquí y por esa razón, entran en juego una serie de preguntas y pensamientos que vale la pena poner al frente, antes de entrar en la materia que nos pide MOOC.

¿Quién eres cuando te corporizas en el mundo virtual?

¿Dónde sucede lo que te sucede?

¿Si sólo se trata de una experiencia de la atención, qué hay con las demás personas viviendo la misma experiencia?

Porque, aunque tu tengas -al menos medianamente por ahora- el control del avatar, no te sientes propiamente "Tu". Supongamos que te las bates perfectamente con el visor y cuentas con las destrezas elementales: moverte, comunicarte y teleportarte con naturalidad, pero eres incapaz de cambiarte de ropa o editar tu anatomía. En pocas, no eres más que un newbie y no te ves como te imaginas a ti mismo.

Este fue el primer avatar predeterminado de SL. En la actualidad puedes elegir varios, incluso unos bonitos conejitos y robots.

Lo más probable es que tu apariencia podrá ser de todo, menos lo más importante: aquello que nos hace únicos, singulares e irrepetibles, eso "algo" que hace el alma  (los newbies son todos iguaeles). Ahora supongamos que has superado la etapa de auto-identificación con tu propio, aprendiste a modificar to anatomía, conseguiste o fabricaste tu atuendo y por consiguiente transformaste tu avatar  de lo que se ve arriba a esto:

Él se llama  NoMoreRoomInHell y lo conocí en Colombiamor Juega algún tipo de Role Play, probablemente Gor

¡Sí señor... ese eres tu!, un viejo guerrero goreano del desierto helado de Torvladsland, envuelto en pieles y luciendo un casco con cornamentes de bosco bebé... pero, un momento

¿dónde sucede eso que te sucede?

Como podrán ver, nacer en el mundo virtual (por primera vez) conlleva una serie de reflexiones que se desencadenan por causa de la inmersión.  Hay respuestas más o menos convincentes a las preguntas ¿ese que está ahi soy yo? y ¿dónde está pasando lo que estoy viviendo? (para algunas personas el tema está cerrado y otras prefieren esperar a ver qué más sucede con este tipo emergente de sociedad) Personalmente me gusta decir o, al menos, pensar que se trata de mi realidad ampliada, transcurriendo en el territorio extendido y será justamente la inmersión, como experiencia de la atención que es, la que se encargará de convencerme cada día más de que "ese que está ahí soy yo" y que "estoy en ese lugar".

Y en este ir y venir de las personalidades y gracias a la facilidad casi divina con que en el mundo virtual puedes cambiar de apariencia, es que vas conociendo gente rara y rarísima, pero con una característica muy importante: sus avatares son el mejor reflejo de su esencia, cosa que en RL (la vida real) no necesariamente se da, pues ya sabes, los morenos querrán ser rubios, los gordos delgados y si bien algunos cambios son posibles, nunca serán tan versátiles como en el metaverso.

Pero volviendo a Raymond y mi responsabilidad para con él, debo contar que mi mentoría no resultó en absoluto complicada. De hecho, lo más difícil fue darme cuenta que dos horas más tarde, mi pupilo prácticamente ya no me necesitaba.

El caso es que luego de los protocoles del Moodle y el email y el Facebook para establecer nuestra alianza y coordinar nuestro primer (y prácticamente último encuentro educativo) nuestra mayor dificultad consistió en hacer funcionar el chat te voz. Finalmente lo logramos y de ahí en más, la "clase" fue fluida.

Raymond (Ramon Casals) demoró menos de dos horas en ser capaz de comunicarse por chat público, privado y vos, moverse, volar, telportarse y buscar contenido en el mapa del mundo.  Tuvimos una cita para el día sigueinte (ayer) pero mi conexión a internet hizo de las suyas "tenemos problemas con la conexión a la fibra óptica internacional" decía los condenados de mi ISP.

Por un momento logré entrar a SL y me encontré con que mi newbie ya esta socializando de lo más cómodo en la sede de #ELEARNING3D. En ese momento me di cuenta que ya poca falta le hacía.


Sin embargo, hoy nos volveremos a ver, dentro de unos minutos, tengo la idea de ayudarle a lucir como realmente quiere verse, a SER su avatar y sentirse él, dentro de él.

Ya tendré chance de contarles cómo sigue mi amigo héroe y ahora avatar.

Raymond y yo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada