domingo, 16 de septiembre de 2012

CARTA ABIERTA a Dallas Eilde, para salvar Colombiamor

Distinguido Dallas

De un tiempo a esta parte podemos ver el proceso de decadencia que ha sufrido Colombiamor en todos los aspectos y te los voy a ir nombrando uno por uno.

Sabes, estimado amigo, que Colombiamor nació como un proyecto que se sustentaba en el ideal de construir una comunidad virtual con acción real, objetivo que se logró. Han pasado 5 años desde “Conexión Colombia” y ya no están Kaiman, Paisa, Centu... tampoco están los ideales, aunque estos terminaron de morir hace poco y no tengo miedo a equivocarme cuando afirmo que los culpables tienen nombre y apellido.

No dudo ni por un segundo de tu buena voluntad y sinceridad, pero nos hemos cansado de decirte que estás siendo engañado, que te han dibujado una comunidad de caricatura que no existe, que han convertido el corazón latinoamericano de SL en una burda y descuidada plaza de reunir frivolidades y frívolos.

Nos hemos cansado Dallas y lo digo a nombre de muchos otros compañeros que fueron expulsados, amedrentados y maltratados por los prepotentes que fungen de “agentes cívicos”, dicho sea de paso, gente inculta, inmadura y en consecuencia intolerante con las ideas, con los ideales, con los proyectos que puedan opacar su poder ficticio, la construcción falaz de su superioridad ante los demás.

Nos hemos cansado Dallas, y lo digo a nombre de los que sacrificamos cientos o miles de horas en Colombiamor, los que aportamos ideas y recursos, los que finalmente fuimos corridos como perros, acusados de enemigos, insultados, humillados por esa cofradía infame que se autodenomina “grupo cívico”.

Nos hemos cansado de prevenirte. Llevamos más de un año lanzando advertencias, tratando de abrirte los ojos, intentando que dejes de estar obnubilado por los cuentos y falsedades que te han metido en la cabeza, estos pobres mezquinos incapaces que no encontraron otro camino que la mentira y el desquite con los que sí tenemos ideas y voluntad para construir y sostener una comunidad proactiva.

Nos hemos cansado de sufrir, de lamentarnos, de llorar en silencio por nuestro Colombiamor que hoy agoniza en una lenta y deshonrosa muerte.

Dije que te iba a nombrar los aspectos en los que Colombiamor cayó en decadencia. Pues veamos.

Ideología: Al principio la teníamos “comunidad virtual con acción real”. ¿Qué ha quedado de la fundación Colombiamor? ¿Qué ha quedado del trabajo con los niños? ¿Qué ha quedado del proyecto de bibliotecas? ¿Qué ha quedado de la acción?

Radio: Llegamos a tener locutores suficientes para cubrir 24 horas de emisión al vivo. Llegamos a tener programas radiales de primerísima calidad, aportes trascendentales que aún hoy se nombran y emplean en los círculos académicos como un buen referente. Cito por ejemplo las más de 40 entrevistas de “A tu manera a mi manera”... pero encender la radio hoy, sólo da la idea de pereza. Una lista de reproducción que hace 10 meses se repite incansable e insulsa.

Proyectos: ¿Qué ha quedado? una exposición pésima que no cambias hace tres meses. Todo ha muerto: talleres de teatro, clases de idiomas, cursos, seminarios, conversatorios, grupos de poesía, grupos de lectura, conciertos, etcétera, etcétera... un vacío absoluto.

Redes Sociales: Aquí sólo diré que en el Facebook no veo más que información deportiva y otras banalidades. El Ning no se actualiza sólo dios sabe desde cuando. Reflejo exacto de lo que sucede en la Isla... nada.

Comunidad: Triste, insulza, desorientada, sin rumbo. Ir a Colombiamor hoy es ver un desierto donde sólo se ven los rostros de aquellos que te incautaron el sim. Ese pequeño club de amigos desinformados, frívolos e intolerantes en los que has dejado caer la “seguridad” de la isla. Esos que te han pateado el tablero y te colocaron migajas para que creas que seguís jugando. La comunidad de hoy no es más que una grotesca caricatura de los más bajo de Second Life. Gente hipócrita que no te deja decir “sexo” pero que se pasan el día en conquistas y situaciones eróticas, que se visten como rameras o que lucen nombres de gigoló de barrio.

Querido amigo Dallas. Sólo tú puedes recuperar el proyecto más hermoso que jamás se haya visto en la comunidad latina del mundo virtual. Sólo tú puedes recuperar a los viejos amigos que a pesar de haber sido humillados, insultados y vilipendiados por los tiranos, no dudaremos en volver a entregarle a Colombiamor nuestras sueños, nuestra lealtad, nuestra imaginación creativa, nuestras horas y trasnoches.
Sólo tú puedes extirpar ese tumor que ha dejado a Colombiamor agonizante y a nosotros, con un pedazo menos de corazón.


Sinceramente,

Wara Ysabel


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada